Tú sabrás a donde vas

Romance final de La ópera de dos centavos. Bertolt Brecht (1929)

Y aquí, para acabar bien,

todo junto está en el saco.

Si hay dinero, no hay problema:

el final no es nunca malo.

 

Que pesca en río revuelto

dice Fulano a Zutano.

Pero al fin los dos se comen

el pan del pobre abrazados.

 

Pués unos están en sombra,

y otros bien iluminados.

Se ve a los que da luz,

pero a los otros ni caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *